10 pasos para limpiar tu alimentación

Home / General / Alimentación / 10 pasos para limpiar tu alimentación
10 pasos para limpiar tu alimentación

Todos sabemos que los cambios cuestan, que los hábitos hay que crearlos y que no podemos llegar a nuestros objetivos de la noche a la mañana.

Sin embargo, hay pequeños cambios que son relativamente fáciles de integrar poco a poco en tu rutina y que te irán acercando a ese objetivo de “limpiar” tu alimentación.

En general, hay tres vías por las cuales mejorar lo que comemos para llevar una vida más saludable, sostenible y, en definitiva, que la comida que comemos nos alimente.

  • Real food
  • Dieta basada en vegetales
  • Consumo local, ecológico, sostenible

10 consejos para mejorar tu alimentación

Para mí todas están relacionadas pero quizás, dependiendo de tus costumbres, haya hábitos que te cuesten más o menos. Por eso te dejo aquí unos cuantos consejos que te ayudarán a ir integrando este tipo de alimentación en tu vida diaria:

  1. Lee las etiquetas de todo lo que compras. Porque probablemente no sepas muy bien ni siquiera lo que se esconde en ese paquete que acabas de coger. Evita alimentos procesados, ¡sobre todo si llevan ingredientes que no conoces!
  2. Cambia los tuppers de plástico por los de cristal. Esta es relativamente fácil, una vez que los has sustituido solo es cuestión de usarlos.
  3. Prioriza la fruta y verdura de temporada. Básicamente, la fruta y la verdura que más barata está suele ser la de temporada. Lo ideal sería ir a fruterías en lugar de a grandes superficies, pero todos sabemos que el tiempo no abunda, así que es un paso.
  4. En muchos supermercados (Lidl, Consum, Alcampo, Carrefour…) tienes productos vegetales/cereales bio o ecológicos. Algunos son realmente caros, pero en otros seguro que no te supone un gran esfuerzo y estás contribuyendo al medio ambiente a la vez que ingieres muchísimos menos pesticidas.
  5. Si comes de todo, prueba a no ingerir productos animales un día a la semana. Es algo relativamente fácil y te irás obligando a buscar recetas o recursos para este día.
  6. Cada semana elige uno de esos alimentos de tu despensa que sabes que no es del todo sano y busca una alternativa más saludable. ¿Ejemplos?
    1. Cambia el pan de molde por pan de centeno/tortitas de arroz/pan de masa madre.
    2. Cambia los frutos secos con sal por los naturales.
    3. Cambia la leche de vaca por una leche vegetal sin azúcares añadidos (la de avena, por ejemplo, es bastante dulce)
    4. Cambia la pasta por pasta de legumbres (de lenteja roja, por ejemplo)
    5. Cambia el chocolate con leche por chocolate puro 80%
  7. Hazte con una botella reutilizable para recargar en lugar de utilizar tantas botellas de agua de plástico.Compra bolsas de tela para ir a la frutería y librarte de tantos plásticos. También busca tiendas donde puedas comprar las legumbres o los frutos secos a granel, son más baratos y es una alternativa mucho más sostenible.
  8. Cuando compres alimentos, piensa más en lo que te aportan que en su sabor. Es decir, si tienes que elegir con qué acompañar el humus, piensa que es más interesante acompañarlo de zanahorias (vitaminas, fibra) que de una bolsa de nachos (procesados, grasas, hidratos simples).
  9. En lugar de “quitar” alimentos, busca “añadir” nuevos alimentos. ¿Has probado el tempeh, el tofu o el seitán? ¿Qué tal una salsa con soja texturizada? ¿Y cambiar la pasta tradicional por pasta de guisante o lenteja? Así te resultará más fácil hacer la transición, porque irás incorporando nuevos sabores poco a poco.
  10. Lo más importante: ten paciencia! Si tus papilas gustativas están acostumbradas a mucha sal, azúcar y glutamato, no esperes encontrar la comida sana y sin procesar llena de sabor de la noche a la mañana. Eso sí, te garantizo que cuando consigues hacer el cambio, después te sabrá mucho mejor que la procesada y disfrutarás de comer alimentos de verdad.

 

Todos los cambios suponen un esfuerzo y es mejor empezar poco a poco que no empezar por querer hacerlo todo perfecto. Si tu objetivo es cambiar tu estilo de vida, no tengas prisa y disfruta del proceso!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.