Consejos para sobrevivir a los excesos navideños

Consejos para sobrevivir a los excesos navideños

Las Navidades son una época muy bonita para todos… menos para nuestro estómago. Dulces, alcohol y comidas altas en grasa hacen que nuestra flora intestinal se debilite y que pasemos la mitad de las fiestas con digestiones pesadas y dolores de barriga. Para eso, te traigo unos consejos sobre remedios naturales que harán que tu flora intestinal se estabilice, además de trucos para “neutralizar” un poquito el alcohol y ciertos suplementos que te ayudarán a disfrutar más de estas navidades.

LOS PROBIÓTICOS

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) los probióticos son “microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del que los toma”. En general, podemos decir que mejoran la salud del intestino regenerando la flora intestinal y también favorecen la regulación del tránsito intestinal.

Aunque hay una larga lista de alimentos probióticos como el kefir, los fermentados, el yogur, el tempeh y otros, sé que en estas fiestas no vas a estar pensando en consumir este tipo de productos si no lo haces de forma habitual. Por eso, te recomiendo tener a mano algunos probióticos de fácil consumo (en pastillas) que te ayudarán a mantener la flora intestinal estable a pesar de alterar tu ritmo de comidas cotidiano.

El mejor probiótico para vegetarianos: Este es 100% vegano y tiene excelentes valoraciones en Amazon. Está considerado uno de los mejores probióticos disponibles en el mercado, además no contiene elemntos transgénicos.

Para los que buscan repoblar su flora intestinal: este está recomendado para aquellas personas que acaban un tratamiento antibiótico o para casos especiales, como puede ser unas navidades pobladas de alcohol y comidas copiosas. Es de fabricación nacional, lo cual nunca está de más.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENEN LOS PROBIÓTICOS?

Los beneficios de los probióticos son numerosos, que dependen en gran medida del tipo de cepa que se utilice en cada suplemento. Estas son las principales ventajas:

  • Digestiones más ligeras y más rápidas, acompañadas de una mejora en el tránsito intestinal.
  • Disminución de las flautulencias y reducción de la hinchazón abdominal.
  • Menor cantidad de infecciones y de procesos alérgicos.
  • Aumento de los niveles de ácido fólico, cianocobalamina y vitamina K.

¿CUÁNDO DEBEMOS CONSUMIR EL SUPLEMENTO PROBIÓTICO?

  • Puede tomarse a cualquier hora, pero se recomienda media hora antes de las comidas.
  • Se puede tomar solo con agua o con alimentos, pero hay que evitar los alimentos ácidos o muy calientes.
  • La dosis a seguir será la recomendada por el fabricante.
  • Si estás tomando antibióticos, deja un mínimo de dos horas de margen entre la toma de probióticos y antibióticos.

CONSEJOS SI VAS A BEBER ALCOHOL EN NAVIDAD

Es bastante probable que al menos un vinito, una copa de champán o unas cuantas cervezas caigan estas navidades. Como mínimo, seamos realistas. Así que aquí van unos consejitos para que los ardores de estómago y las resacas sean más llevaderos:

  • Sumpleméntate con “Similarina”. Es recomendada desde hace siglos para mejorar el hígado. Si necesitas algo más fuerte, también puedes suplementarte con vitamina B12 (sí, es la que pinchan cuando da un coma etílico, pero también la puedes comprar en cualquier farmacia. Lo sé porque soy vegana, no penséis mal).
  • Bebe mucha agua entre copas y después. La resaca se debe a la deshidratación, así que si te aseguras de hidratarte a tope es más fácil que prevenir los dolores de cabeza si bebes mucha agua durante las fiestas.

RECETA DE CALDO DEPURATIVO PARA LOS DÍAS DE DESCANSO

Que el cuerpo necesita comer piña y beber caldo para desintoxicarse no es cierto. El cuerpo tiene su propio mecanismo para liberar toxinas y si este fallase, no sería suficiente con beber smoothies o hacer un ayuno. Sin embargo, es cierto que al estómago le puede venir bien tomar un caldo a base de verduras para que pueda realizar una digestión más ligera y recuperarse de los esfuerzos.

Para hacer el caldo, encontrarás numerosas recetas pero yo te propongo una que es bastante sencilla. Algunos ingredientes te los voy a poner como opcionales porque varían bastante según el gusto de la persona:

  • 1 col
  • 2 puerros
  • 2 apios
  • 1 cebolla
  • 1 trozo de jengibre*
  • 2 pimientas de Cayena*
  • 2,5 litros de agua
  • Aceite de oliva

*El jengibre y la pimienta de Cayena tienen un efecto termogénico, es decir, que aumentan tu temperatura corporal haciendo que quemes más calorías. Además, aceleran el metabolismo. Eso sí, ojo con el picante si tienes sensibilidad.

¡No tires las sobras! Ya sabes que siempre te propongo opciones para reducir los residuos, así que aprovecha las verduras del caldo para comer o cenar en estos días navideños. ¿Cómo? Muy sencillo. Yo las hago pasadas por la sartén con un par de dientes de ajo y muy poquito aceite. Acompáñalas de proteínas como tofu, seitán o pescado blanco (si comes) para que sea una comida ligera.

INFUSIONES PARA TENER A MANO

Una de las opciones más socorridas es la de tomar una infusión tras la comilona o en las horas posteriores. Son fáciles de conseguir y rápidas de preparar. Sinceramente, merece mucho la pena que tengas provisiones y que sustituyas los cafés de después de comer por uno de estos remedios naturales:

  • Poleo menta: tiene propiedades antiespasmódicas (menudo palabro, ¿no?) que ayudan a calmar las molestias estomacales.
  • Manzanilla (con anís): tiene un efecto calmante y se utiliza para calmar dolores de estómago y gases, incluso en casos de gastritis. Además, tiene propiedades antialérgicas y antiinflamatorias. Si la tomas con anís reforzarás su función, ya que el anís disminuye los gases y los cólicos.
  • Regaliz: se recomienda por su función antiácida.
  • Laurel: no solamente lo puedes usar para dar sabor a tus platos, sino que aumenta las secreciones del estómago y los movimientos peristálticos, facilitando la rapidez de la digestión. Por si fuera poco, regula la secreción de jugos gástricos evitando la acidez.
  • Albahaca: esta hierba que nos recuerda a los platos italianos tiene fama por reducir la acidez, los espasmos gástricos y evitar el reflujo.ç

ANTE TODO, ¡MUÉVETE!

Evidentemente, ponerte a correr una 10k puede no ser una buena idea si tienes molestias en el estómago o te sientes pesado. Pero lo que es peor idea es quedarte en el sofá esperando a que los polvorones vayan bajando. Cuando hayan pasado unas dos o tres horas de la comida, oblígate a moverte: sal a pasear, si vas al gimnasio opta por un ratito en la bicicleta estática para que tu cuerpo vaya fluyendo o realiza unos estiramientos. Lo que sea menos sucumbir al poder de la manta. Verás como al cabo de un rato te sientes mejor y tu cuerpo te pide alimentos más saludables.

Leave a Reply

Your email address will not be published.