Las claves para no engordar en Navidad

Las claves para no engordar en Navidad

Se acercan las navidades y el temor a engordar va creciendo. O directamente tiramos la toalla y ya lo remediaremos en enero. Parece que fuésemos esclavos de estas convenciones sociales que, al menos en España, consisten en comer, comer, comer y… ¡comer! Es posible no engordar y es posible engordar de una forma más saludable. Eso es lo que te quiero explicar en este artículo y animarte a que no dejes para enero lo que puedes hacer en diciembre. Seamos realistas: enero ya es un mes bastante duro, no hace falta hacerlo más.

CÓMO CONTROLAR EL PESO EN NAVIDADES

  • Coge un calendario y marca los días en los que tienes comidas o cenas programadas. Si todo va bien y no eres de la realeza, tendrías que tener más días en blanco que rellenos. Esos días tienes que actuar como si fueran fechas normales y comer normal, te ayudarán a no empeorar la situación.
  • Aprovecha los días de vacaciones para salir a correr, ir al gimnasio o hacer cualquier deporte que te guste. Tómatelo como algo extralaboral, por diversión, por placer.
  • Es un buen mes para correr una San Silvestre, que te obligará a entrenar un poquito y quemar algunas calorías.
  • No tengas dulces en casa, salvo que vengan visitas. Y si vienen visitas, ten lo justito. Compra mucha fruta y verdura para complementar.
  • Controla el alcohol: sí, ese pequeño infiltrado que parece no engordar pero es peor que los langostinos, el pavo, los canapés y el turrón juntos.
  • Ten a mano esos pantalones que no te cierran en cuanto se te va un poco de las manos: póntelos a la vista y procura ponértelos varias veces para recordarte que merece la pena controlar.
  • Y lo más importante: no pienses “de perdidos al río” porque será tu perdición, literalmente.

COMER SALUDABLE EN NAVIDADES

Siendo realistas, es raro que no consumas más calorías de media en diciembre que en otros meses. Sin embargo, es posible consumir calorías más saludables que, en el supuesto caso de que te “engorden” lo mismo, serán más sanas, te aportarán nutrientes y serán más fáciles de eliminar cuando te pongas a ello.

Aquí van unos consejitos para comer saludable en navidad:

  • Elige turrón tradicional sobre otros tipos más procesados, como el Suchard.
  • Incluye postres naturales: dátiles, pan de higo o frutas deshidratadas.
  • Para beber, prioriza el vino o la cerveza antes que otros tipos de alcohol como vodka, ginebra, whisky…
  • Si preparas o puedes opinar en comidas familiares, intenta que haya siempre ensaladas de entrante y verduras de guarnición. Seamos realistas: nadie se queda con hambre.
  • Si tienes varios aperitivos para elegir, recuerda que es tu momento para llenarte de alimentos más saludables: ensaladas, jamón, queso, marisco, etc… en lugar de patatas, salsas procesadas, embutidos con mucha grasa y exceso de pan.
  • Cuando acabes, no te obligues a comer dulces solo porque es Navidad. Puedes preparar algo de piña u otras frutas dulces y deliciosas que te sentarán mejor después de la comilona.

A veces nos da la sensación de que como es navidad, todo está permitido y las reglas cambian. Recuerda que tu cuerpo te agradecerá si mantienes una cierta estabilidad, si le das alimentos saludables (aunque le des más de lo habitual) y si no te pasas con el alcohol estas fiestas. Al final nos preocupa el peso, pero la realidad es que todos estos excesos tienen más consecuencias, como la bajada de defensas, diversas dolencias estomacales o la pérdida de hábitos que has estado meses cosechando.

Por muy bien que lo hagas estas navidades, te aseguro de que podrás proponerte nuevos hábitos en enero para seguir mejorando. Y tú, ¿te animas a tomar el control?

Leave a Reply

Your email address will not be published.