Los dolores menstruales y los lácteos

Los dolores menstruales y los lácteos

Las causas de dolor menstrual pueden ser muy variadas, dependen de la mujer, de su estilo de vida o de su genética. En general, nos han enseñado que es normal tener dolor cuando estamos con la menstruación. Pero… ¿es esto normal? Evolutivamente, ¿tiene sentido que cada mes padezcamos dolores durante varios días? Puede ser que hayas experimentado (como yo) que durante algunas etapas de tu vida te ha dolido más que en otras, evidentemente esto se acentúa si tomas la píldora anticonceptiva. En mi caso he descubierto que hay una estrecha relación entre el consumo de productos lácteos y los dolores menstruales.

¿Es normal que duela la menstruación?

En este podcast sobre menstruación con la enfermera Xusa Sanz, experta en este tema y gran divulgadora, nos cuenta que NO es normal que tengamos dolor durante esos días. Sí que es normal tener molestia, estar más cansadas o tener sensibilidad, pero no atiborrarnos a Ibuprofenos y estar sin poder movernos del sofá. Así que uno de los grandes problemas es que se nos ha dicho siempre que, por mucho que duela, en esos días es normal. Es decir, es el único dolor que está normalizado por la sociedad como algo “natural”.

Si nos planteamos la menstruación como un chequeo natural que pasamos una vez al mes, tiene sentido pensar que cuanto más saludable sea nuestra menstruación (más regular, más estable, menos dolorosa), quiere decir que nuestra salud global está mejor. Al final cualquier problema de salud que tengamos se manifiesta mediante la menstruación: cuando hay estrés se nos altera el ciclo menstrual, si comemos demasiado poco o hacemos demasiado deporte puede desaparecer o podemos sentir mucho dolor sin saber realmente por qué.

Me gusta mucho este planteamiento de dejar de estigmatizar la menstruación y verla como una ventaja sobre el género masculino en el sentido de que cada mes podemos comprobar cómo estamos. Si comemos de forma saludable, hacemos deporte y reducimos el estrés, esto tendrá un impacto en la menstruación y viceversa. Por eso es importante no normalizar el dolor, porque si lo normalizamos no vamos a buscarle ninguna solución.

¿Qué factores afectan a los dolores menstruales?

Si buscamos en Google sobre los dolores menstruales, nos cuentan que son normales (dentro de unos límites) y que se pueden solucionar con medicación. Vale, estos son los primeros resultados que encontraremos y parece que no hay nada que hacer más que tomar antiinflamatorios o píldora anticonceptiva. Pero si indagamos un poco, sí que encontramos estudios que demuestran que factores relacionados con el estilo de vida tienen una gran influencia sobre este tipo de dolencias:

  • Según un estudio realizado en 2018, el consumo de snacks, alimentos azucarados, salados, ultraprocesados, exceso de snacks y zumos no naturales puede agravar la dismenorrea en mujeres jóvenes.
  • Un estudio realizado en 2010 en el Journal of Women’s Health muestra que las mujeres con mayores niveles de estrés tienen más posibilidades de padecer dolores menstruales.
  • Indagando mucho más (estos datos hay que ir a buscarlos, no les hacen publicidad) encontramos un estudio del año 2000 que indica que una dieta baja en grasas y vegetariana reduce también los dolores menstruales y el síndrome premenstrual.
  • Otros estudios indican que la dieta está muy relacionada con los dolores menstruales, aconsejando incrementar la fibra y los alimentos vegetales y reducir la grasa, el café y el azúcar. Esto se explica porque la dieta puede reducir el nivel de estrógenos en sangre, por ejemplo incluyendo mucha más fibra en la dieta (fibra que los productos animales o ultraprocesados no tienen).

Pese a toda esta evidencia, no es común que ningún médico recomiende alterar la dieta para evitar los dolores menstruales o, al menos, reducirlos. La industria farmacéutica tiene mejores soluciones, ¿verdad?

Mi experiencia: los lácteos y los dolores menstruales

Aquí voy a contar mi experiencia pero también te daré un par de referencias para demostrar que no soy (totalmente) un bicho raro. No he encontrado estudios científicos sobre la relación entre los lácteos y los dolores menstruales, pero en mí misma lo he comprobado durante varias veces y creo que puedo no ser la única a la que esto le ocurra.

La primera vez que probé con una dieta sin lácteos fue en 2015. Vivía sola, dejé poco a poco de consumir lácteos porque pensaba que podrían mejorar mi problema de acné (por si las dudas, no me afectaban demasiado). El caso es que seguía una dieta basada en vegetales con consumo ocasional de pescado y dejé durante varios meses de consumir todo tipo de productos lácteos. Mi acné no mejoró, pero en mi primera menstruación no sentí dolor. Así siguió sucediendo en las siguientes, pasé de tomarme entre 5-6 Ibuprofenos por ciclo a no tomarme NADA. Yo misma no me lo creía, después de tantos años padeciendo dolores, ¿tan fácil?

Poco a poco me fui olvidando de esto y volví a consumir lácteos como parte de mi dieta vegetariana. Sí, el queso es difícil de dejar y realmente ese era casi todo mi consumo de lácteos, además de algún yogur de vez en cuando (alternaba con los de soja). El caso es que en 2018 decidí hacerme vegana del todo y ya ni me acordaba de los lácteos y la menstruación. Me volvió a pasar, pensé que sería casualidad pero no, durante el tiempo que he sido vegana no he tenido nada de dolor aunque sí molestias, como es normal.

Los estudios que encuentro dicen que tomar leche es bueno para los dolores menstruales, puede ser que lo sea para algunas personas. Indagando en Internet encontré un par de referencias a esto:

  • Según esta naturópata, no es la grasa ni la lactosa de la leche lo que provoca que algunas mujeres sientan dolor a causa de los lácteos. Al tener la leche multitud de hormonas, relaciona la Caseína A1 con estos dolores.
  • También he encontrado otros artículos en los que se menciona que consumir lácteos en los días previos al período puede tener un efecto inflamatorio que no es recomendable.

Cambia tu estilo de vida

Cada una tiene un tipo de cuerpo y de ciclo menstrual, quizás a ti los lácteos te sientan bien pero el azúcar fatal. O la cafeína, por mucho que te guste ese capuccino por la mañana. Creo que es un tema interesante y que deberíamos analizar más qué cosas nos sientan bien o no, porque al final vivir con antiinflamatorios de por vida no es algo muy sostenible.

Por otro lado, hacer deporte durante los días de menstruación reduce el dolor y, en mi caso, mientras estoy haciendo cualquier tipo de actividad física se me quitan los síntomas menstruales. Así que intenta hacer algo, muévete y seguramente te sentirás mejor que si te resignas a estar en el sofá porque “son esos días”.

En mi instagam @saracibanalblog puedes encontrar clases de Yoga de varios tipos, además de entrenamiento funcional o Pilates.

Leave a Reply

Your email address will not be published.