¿Cómo me inicio en el Yoga?

Home / General / Yoga / ¿Cómo me inicio en el Yoga?
¿Cómo me inicio en el Yoga?

El mundo del Yoga es un poco confuso al principio. Con tantos estilos, tantos influencers, tantos textos profundos y tanta historia, es fácil liarse, volverse loco y tirar la toalla antes de ponerla en la esterilla. Así que aquí va un resumen de lo que te vas a encontrar en este mundillo y cómo empezar paso a paso:

Elementos del Yoga

  • Posturas de yoga (asanas): esto más o menos lo tenemos todos claro porque es la parte más visual del yoga. Eso sí, te aviso de que la mayoría de las posturas no son del Circo del Sol y lo que ves en Instagram probablemente no tenga nada que ver con el estudio de Yoga de tu barrio. Así que quítate esa idea de la cabeza y ten en cuenta que las hay para todos los niveles, edades, flexibilidades y personalidades. Empieza por las posturas, que son la parte más física del yoga, así te irás enganchando.
  • Respiración (pranayama): igual has escuchado por ahí a muchos yoguis diciendo lo importante que es respirar. Y tú has pensado “si respirar ya sé, qué me vas a contar”. Escribir también sabes, y no eres Cervantes, ¿verdad? Pues con respirar pasa lo mismo: sabemos respirar para mantenernos, pero no mejoramos nuestra vida con la respiración; no entrenamos la respiración, no hacemos una respiración consciente. Y créeme, que son bastante intensas.
  • Meditación: qué susto da esta palabra a alguna gente. Piensas en meditar y piensas en gente rara. Ahora que si te digo mindfullness pagas una pasta por una charla de dos horas, ¿eh? Pues siento decirte que es exactamente lo mismo. Es la misma diferencia que entre una cafetería de barrio y una franquicia: el marketing. Así que bienvenido al mundo del Yoga, donde puedes hacer mindfullness low cost.

Si ya has llegado al punto donde haces posturitas, respiras más profundo y te sientas a meditar (que no quiere decir que lo logres, paciencia con esto), ya estás bastante yoguizado. Lo que pasa es que el Yoga es un mundo muy grande que nunca se acaba, cuando ya piensas que tienes algo dominado, te salen veinte cosas más. Y por dentro también te pasarán cambios, tarde o temprano, si sigues en este “mundillo”

Beneficios del Yoga

  • Te estresas menos. Porque te bajan las revoluciones y tu cabeza va un poco más despacio. Más despacio en el buen sentido, en el sentido de que en vez de pensar 30 cosas a la vez solo piensas 10. O de que en vez de hiperventilar, respiras profundo.
  • Eres más consciente. Te cabreas igual, te pones triste igual, te pones contento igual pero empiezas a ser consciente de ello. Como si de repente te vieras por un cristal y simplemente observaras tu comportamiento.
  • Ganas flexibilidad y tu cuerpo empieza a ser más tuyo. La principal diferencia que encuentro entre practicar Yoga y otras actividades físicas es que de alguna manera cuando hago las Asanas, me siento más cerca de mí misma. Que sí, que leo yo esto y también pienso que se me ha subido la meditación a la cabeza. Pero lo que mola del Yoga es que tu cuerpo marca el ritmo, no lo marca tu mente ni un instructor pegando gritos (lo digo yo, que soy instructora y pego gritos). Y cada vez tus manos están más cerca de tus pies, tu cadera se flexiona más y de repente estás haciendo esa postura que parecía imposible.

¿Quieres probar un ejercicio de Yoga sencillo?

Después de contarte mi vida, te propongo que hagas un experimento con tu respiración, a ver si notas algo diferente:

  • Coloca tus manos en el abdomen.
  • Cuando inhales, tus manos tienen que subir porque el abdomen se hincha.
  • Cuando exhales, tus manos tienen que bajar y vacía tu abdomen hasta que no quede más aire. Notarás que tus músculos se activan al hundir el ombligo hacia la columna.
  • Repítelo diez veces y después respira normal.
  • ¿Sigues pensando que no pueden enseñarte a respirar?

Leave a Reply

Your email address will not be published.