¿Qué colchoneta de yoga deberías comprarte?

¿Qué colchoneta de yoga deberías comprarte?

Hace quince años, solo había un tipo de esterilla de yoga, hecha de PVC y conocida por ser un poco “pegajosa”. La única opción era comprar una morada o una azul. Ahora, hay esterillas de yoga de infinidad de materiales, grosores, con mayor o menor adherencia… en definitiva, hay más donde elegir pero es más difícil encontrar tu esterilla ideal entre tantas opciones.

Además de un color y un diseño que se adapte a tu estilo, la esterilla de yoga debe mantenerte estable en tus posturas; debe ser fácil de guardar y de transportar, y a la vez cómoda y confortable. También puedes querer que tu esterilla sea respetuosa con el medio ambiente. Todos estos aspectos de la personalidad de tu esterilla se ven afectados por la forma en que está hecha: su grosor, de qué está hecha y la textura de su superficie.

Utiliza esta guía para ayudarte a encontrar una esterilla de yoga con la que puedas ser feliz, una que se adapte a tu práctica, prioridades, estilo de vida, valores y presupuesto. Piensa que si practicas yoga a menudo, tu esterilla es una elección que va a marcar cómo va a ser tu práctica. Es como escoger unas buenas deportivas si te estás preparando para una carrera.

ESPESOR

El grosor de tu colchoneta de yoga tiene mucho que ver con lo cómoda que es – si es demasiado delgada, tu rodilla puede sufrir al estar apoyada y aguantando el peso de todo tu cuerpo, como en una media luna. La contrapartida es que las colchonetas de yoga gruesas (algunas de hasta 6mm) pueden dificultar la conexión con el suelo y hacer que te tambalees más en la Pose del Árbol, por ejemplo.

Opciones: Una esterilla de yoga estándar tiene un grosor 3mm, mientras que las más gruesas son de 6mm. También hay esterillas de yoga muy finas, a menudo llamadas “esterillas de viaje”, que tienen un grosor de sólo 1,5 mm. Se doblan fácilmente y no pesan mucho, lo que hace que quepan en una maleta.

Guía de compra básica: Considera cuánto espacio tienes para guardar tu esterilla de yoga, lo importante que es para ti transportarla, y cuál es tu punto fuerte en cuanto a la comodidad frente a ser capaz de sentir una conexión directa con el suelo. Si te falta espacio de almacenamiento, tienes un largo camino al estudio de yoga, y te gusta la sensación de estar acolchado, opta por una esterilla de profundidad estándar, en el rango de 3mm.

Si no te importa llevar y guardar un poco más de peso para tener más amortiguación, considera una colchoneta de yoga de primera calidad que tenga un grosor de 6mm. Y si es absolutamente necesario que puedas meter tu esterilla de yoga en una maleta o en un bolso de mano, hazte con una esterilla de yoga plegable para viajes en el rango de 1,5 mm.

MATERIAL

El material del que está hecha tu esterilla de yoga dicta su textura, adherencia, respeto al medio ambiente y esponjosidad (cuánto cede a la presión), y cómo se desgasta con el tiempo.

Opciones: La mayoría de las esterillas de yoga estándar están hechas de PVC, también conocido como vinilo. Las opciones más nuevas y más respetuosas con el medio ambiente incluyen el caucho natural y reciclado, el yute y el algodón orgánico o natural (lo que significa que la tela no se trata con acabados sintéticos durante la fabricación).

Pautas básicas de compra: Si eres alérgico al látex, evita las esterillas de yoga hechas de goma natural. Si quieres quedarte con la esterilla más adherente, elige una esterilla de yoga hecha de PVC, que puede aguantar tu uso y abuso durante más de una década. La esponjosidad puede variar mucho con las diferentes mezclas de materiales, pero en general, el PVC es el material que más “da” de cualquier esterilla de yoga; el yute y el algodón son los que menos dan.

Más allá de estos fundamentos, sigue leyendo y deja que tus otras prioridades – textura, pegajosidad y respeto por el medio ambiente – sean tus guías.

TEXTURA

La textura de tu colchoneta de yoga dicta cuánta tracción proporciona. Al igual que la adherencia, la textura afecta a la cantidad de deslizamiento y desplazamiento que haces. Proporciona barreras físicas para el deslizamiento (mientras que la adherencia depende de la succión). Y debido a que la textura afecta la forma en que se siente una esterilla de yoga, también es un componente de la comodidad general.

La textura puede ser artificial (un patrón de protuberancias elevadas, por ejemplo) o dictada por los materiales – las esterillas de yute tienen una rugosidad orgánica, mientras que las esterillas de PVC, aunque ligeramente texturadas, tienen un tacto más suave.

Opciones: Hay una textura de esterilla de yoga que se adapta a cada capricho, desde completamente lisa a completamente rugosa.

Pautas básicas de compra: Si buscas una esterilla de yoga que evite el deslizamiento y quieres evitar las esterillas de PVC (las tradicionales esterillas de yoga más adherentes), busca una esterilla de yoga de goma, yute o algodón que tenga un patrón elevado y táctil. El agarre adicional que proporciona la textura levantada puede ayudarte a mantenerte en tu sitio, sin importar cuán sudorosa o vigorosa sea tu práctica.

Si la suavidad es de suma importancia para ti, una esterilla de yoga de PVC es el camino a seguir. Y si te gusta la adherencia pero tienes curiosidad por las nuevas opciones más respetuosas con el medio ambiente, prueba algunas antes de comprarlas. Algunas esterillas de yoga ecológicas pueden sorprenderte por la cantidad de tracción que proporcionan aunque no tengan la tradicional sensación “adherente”.

ADHERENCIA

Una esterilla de yoga adherente evita que te deslices demasiado y te ayuda a mantener la alineación cuando pasas de una postura a otra, así como cuando mantienes las posturas durante varios segundos.

Opciones: Las esterillas de yoga de PVC tienen el mayor factor de adherencia.

Guía de compra básica: Si necesitas ayuda para mantener tus posturas pero te irrita la idea de practicar en una esterilla de yoga con una textura elevada, una esterilla de yoga de PVC es probablemente tu mejor opción. Recuerda que estas esterillas de yoga sólo son pegajosas cuando están limpias, así que asegúrate de cuidarlas adecuadamente. Si compras una esterilla de yoga de PVC, lávala antes de usarla y utiliza un práctico limpiador de lavado de yoga cada vez que notes que tus manos se deslizan hacia adelante en el perro bocabajo.

RESPETO POR EL MEDIO AMBIENTE

Como yoguis, nos gusta el principio de ahimsa, o la no violencia. Eso hace que la práctica en una esterilla de yoga que finalmente terminará obstruyendo un vertedero durante décadas sea problemático.

Opciones: Las esterillas de yoga respetuosas con la naturaleza están hechas, normalmente, de goma natural o reciclada. Estas esterillas de yoga también pueden incluir materiales naturales, como el yute o el algodón orgánico.

Guía de compra básica: Si es importante para ti que seas respetuoso con el medio ambiente, evita las esterillas de yoga fabricadas con PVC (la esterilla pegajosa tradicional), que no se descompone en los vertederos y es difícil y costoso de reciclar. Las esterillas de yoga de goma, yute y algodón, aunque están disponibles en varios espesores, tienden a ser más gruesas y resbaladizas que las esterillas de PVC. Puedes conseguir una esterilla de yoga que sea ecológica, que tenga un grosor que satisfaga tus necesidades de comodidad y sea fácil de transportar y que tenga una textura (como un patrón geométrico elevado) que evite el deslizamiento.

GAMA DE PRECIOS

Por lo general, una alfombra de yoga pegajosa de PVC de 3mm de grosor y color liso estará en el extremo inferior del rango de precios. A partir de ahí puedes pagar más por los patrones, diseños o logotipos; grosor premium; tratamientos anti bacterias; y texturas frescas, especialmente patrones táctiles en relieve. Las esterillas de yoga ecológicas tienden a estar en el extremo superior del rango de precios.

ESTILO

Una vez que hayas reducido tus opciones por grosor, material, textura, adherencia, respeto al medio ambiente y precio, solo queda un factor: ¡el estilo! Así que adelante y elige tu color, patrón o impresión favoritos. Después de todo, vas a tener que mirarla mucho cuando estés haciendo tu perro bocabajo.

LOS ACCESORIOS DE TU ESTERILLA

Si notas que en verano te sudan más las manos y tiendes a resbalarte más, aunque tu esterilla es estupenda el resto del año, puedes optar por diversos accesorios que te facilitarán la práctica:

  • Toalla antideslizante: es fácil de encontrar en cualquier tienda (por ejemplo, en Decathlon) y tiene la misma medida que tu esterilla de yoga. La puedes colocar encima, evita que te deslices demasiado y es más fácil de limpiar.
  • Bolsas para transporte: dependiendo de la esterilla que te compres, puede que venga con una cinta o bolsa para transportarla, o no. Si te la tienes que llevar a tus clases de yoga fuera de casa, lo mejor es comprar una bolsa que además puede tener algún bolsillo y servirte de mochila.

Ya sabes, hay muchos factores que influyen cuando tienes que elegir tu esterilla de yoga. Eso sí, mi recomendación es que te gastes un poco más y tu esterilla sea completamente adecuada con tu práctica. Si haces un tipo de yoga muy activo, elige esterillas más finas y antideslizantes. Si te va más el Kundalini, el Yin yoga o el restaurativo, más grosor es prioritario. En definitiva, adapta tu esterilla a tu estilo 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.